REPORTADO NEGATIVAMENTE POR MÁS DE 10 AÑOS EN DATACREDITO O CIFIN?

Muchos de los usuarios de la página nos preguntan diariamente si es posible salir de las centrales de riesgo (DATACEDITO; CIFIN; PROCREDITO) cuando presentan un reporte o reportes negativos por más de diez (10) años.

En primer lugar, la Ley Estatutaria 1266 de 2008, o de Hábeas Data enuncia entre sus principios el “principio de temporalidad de la información” en el artículo 13 de la Ley, y bajo ese orden de ideas se impartieron las siguientes directrices de permanencia sobre datos  de carácter negativo en las centrales de información:

Los datos cuyo contenido haga referencia al tiempo de mora, tipo de cobro, estado de cartera, y en general, aquellos datos referentes a una situación de incumplimiento de obligaciones, se regirán por un término máximo de permanencia, vencido el cual deberá ser retirada de los bancos de datos por la central de riesgo (DATACREDITO; CIFIN; PROCREDITO).  El término de permanencia de esta información será máximo de cuatro (4) años contados a partir de la fecha en que sean pagadas las cuotas vencidas,  sea pagada la obligación vencida o se extinga la obligación por cualquier modo.


El Gobierno Nacional mediante el Decreto 2952 de 2010 reglamentario del artículo 13 de la Ley 1266 indicó que  en caso de mora inferior a dos (2) años, el término de permanencia de la información negativa no podrá exceder el doble de la mora. De igual forma  el mencionado Decreto ordenó que para los demás eventos, el término de permanencia de la información negativa será de cuatro (4) años, contados a partir de la fecha en que la mora en la obligación se extinga por cualquier modo.

Pero y que pasa cuando han pasado diez o más años estando el reporte negativo en las centrales de riesgo? Lo que nos dice la norma y la jurisprudencia es que en aquellos eventos donde ha operado la extinción de obligaciones por la vía de la prescripción, el término máximo de permanencia del reporte negativo en los bancos de datos corresponderá al lapso previsto para la prescripción extintiva de obligaciones en nuestro País, es decir es diez (10) años, más los cuatro (04) años ordenados por la Ley de Habeas Data.

En conclusión el término de permanencia máxima será contabilizado (en el evento de la prescripción extintiva de obligaciones), a partir del momento en que se cumpla el plazo de diez (10) años fijado por el artículo 2513 del Código Civil contado a partir de la exigibilidad de la deuda y sin necesidad que exista alguna declaración judicial en ese sentido, es decir sin necesidad que un juez tenga que declarar dicha prescripción.

Pero y cómo opera el mecanismo de la prescripción?

La superfinanciera en Concepto 2011046413-002 del 22 de agosto de 2011 indicó que “La ley civil establece que la prescripción de la acción ordinaria (el mecanismo procesal que le permite a un acreedor obtener una declaración judicial respecto de la existencia de una obligación) ocurre en el término de 10 años, contado a partir de su exigibilidad. Así, no es posible entender que una obligación se extinga en periodo inferior a aquel y mucho menos, que el término de caducidad del dato financiero negativo se complete antes de dicho periodo. Por el contrario, el límite temporal de dicha información, tratándose de aquellas hipótesis en las cuales el deudor nunca paga, se extiende – a manera de sanción – por un período de 4 años contado a partir del momento en que la obligación prescribe.”

Entonces, desde cuando empiezo a contar el término? Desde el momento en que me reportan?

Si queremos tener certeza sobre si se ha cumplido el término de prescripción de la obligación debemos tener en cuenta dos cosas: Primero que el computo de hace desde el momento de la exigibilidad de la obligación y segundo que solo a partir de estar seguros de dicha fecha de exigibilidad se puede realizar el cómputo.

Frente a la exigibilidad hay que tener claro que la fecha de exigibilidad no es necesariamente la fecha en que me hacen el primer reporte negativo, dado que podemos realizar un crédito que se pague a plazos y por lo tanto la exigibilidad de la obligación se contaría a partir de la fecha en que deberíamos haber pagado la última cuota, salvo que el mismo acreedor haya acelerado el cobro y la exigibilidad de la obligación de manera anticipada mediante una acción judicial o una manifestación mediante escrito o requerimiento privado.

Realicemos un ejemplo sobre lo anterior: En febrero del año 1997 Regina Gómez adquiere un crédito con el “Banco Bancazeta” por valor de $7.000.000 pagaderos en 48 cuotas y con una tasa de interés del “X%”. La señora Gomez en mayo se queda sin trabajo y no puede cumplir con sus cuotas hasta la actualidad porque sus ingresos nunca fueron suficientes para acogerse a cualquier acuerdo de pago o haberse puesto al día.

Hoy en el año 2012, la señora pregunta si puede acogerse al beneficio de la prescripción y solicitar que le borren ese reporte negativo ya que han transcurrido 15 años después del primer incumplimiento ya que nunca le realizaron ninguna gestión de cobranza ni jurídica ni prejurídica. Cuál sería la situación de la señora?

Si nosotros contamos la fecha de exigibilidad de la obligación deberíamos contar no desde el mes de Mayo de 1997, sino 48 meses después de la primera cuota, que se generaría en marzo de 1997, es decir 4 años después ya que el Banco jamás hizo uso de su facultad de cobrar antes la totalidad de la obligación, por lo que el tiempo de prescripción empezaría a contarse a partir de Marzo de 2001, por lo que aún cuando en el año 2011 se hubiese originado la prescripción de las obligaciones, tendrá entonces que esperar 4 años más para que el dato negativo sea retirado de las bases de datos de las centrales de riesgo.

Si dicho dato no se retira de las centrales de riesgo una vez haya transcurrido el tiempo máximo, la persona que se encuentre afectada podrá presentar una reclamación y si esta no fuese atendida podrá presentar una queja ante la Superintendencia Financiera de Colombia (si es una entidad vigilada) o ante la Superintendencia de Industria y Comercio (es caso de ser cualquier otra entidad) y adicionalmente a ello presentar una acción de tutela por violación al Derecho de Habeas Data.

NO RESPONDEMOS SOLICITUDES DE CONSULTA DE CENTRALES DE RIEGO (DATACREDITO CIFIN), YA QUE NO PRESTAMOS DICHO SERVICIO.
POR FAVOR ABSTÉNGASE DE ENVIAR CORREOS O REALIZAR LLAMADAS A LA FIRMA PARA ESTOS TEMAS.