Es habitual que en el ejercicio de la actividad empresarial, nos veamos en situaciones de desequilibrio o falta de liquidez que nos pueda generar una situación de insolvencia de corto plazo, ello implica que se deba optar por una de tres alternativas, 1. Hacer modificaciones en la forma en que se direcciona el dinero de la empresa, 2. hacer reestructuraciones, adquisición de nuevos créditos con tasas mas bajas o condiciones que permitan acomodar el flujo de caja de la empresa a los pagos o 3. Hacer negociaciones colectivas con nuestros acreedores para realizar modificaciones a las condiciones inicialmente pactadas.

Alternativas Jurídicas, no solo tiene la experiencia, sino un record impecable de éxito en negociaciones con acreedores de diversa naturaleza, tales cómo entidades financieras, el Estado, Trabajadores, y clientes, lo que le permite ajustar el pasivo a las condiciones actuales de su empresa y protegiendo la operación, que es la fuente de pagos.

Siempre analizamos esta alternativa como primera opción para nuestros clientes, ya que es rápida, silenciosa y puede proveer en algunos casos los mismos resultados que un trámite de insolvencia.

No dude en  contactarnos para agendar una visita a su empresa y realizar una evaluación inicial.